miércoles, 25 de mayo de 2016

THE «IT» THING : FAITH CONNEXION






PRE-FALL 2015
(MENSWEAR & WOMENSWEAR)


Fotos: VOGUE.COM
(Click para agrandar las imágenes / Click to enlarge)

Faith Connexion es una marca parisina y sus tiendas se ubican en la Rue Tronchet. Para aderezar su filosofía, transforman piezas y se valen de artistas (Vincent Daquin y Pisco Logik) para ello. ¿El resultado? Un guardarropa divertido, sin caducidad.





FALL 2015 RTW
(WOMENSWEAR)



Aquí no hay cabida para lo aburrido. Se  percibe la soltura e ingenio cuando trabajan el «street wear». Hay conexiones que se establecen como lazos difíciles de romper― entre sus compradores y la marca―, que alimentan sueños y hacen creer que se vive en uno…De rebeldía y alegría. Y ellos lo saben.








    

RESORT 2016 (WOMENSWEAR)
 & SPRING 2016(MENSWEAR)


Y por tanto sus prendas ―algunas intervenidas con grafitis y poemas pintados en chaquetas, pantalones y parkas― son una propuesta coherente sobre las tendencias que se observan en la calle, de difícil imitación.






SPRING 2016 RTW
 (WOMENSWEAR)



¿Quién o quiénes están detrás de esta marca? Fue comprada en 2009 por Alexandre Allard en el manifiesto de «Faith Connexion», deja una pista: 

« My adventurous Balmain experience made me fall in love with the inspirational people behind fashion»


¿Podría ser que el rumor fuera cierto? ¿Y qué Christophe Decarnin fuera el creador de estas divertidísimas colecciones junto a su antiguo equipo de trabajo, después de su misteriosa salida de Balmain? Ya que bastante se  comentó que la causa de su precipitada partida  fue a causa de su salud mental y por dicha razón, éste, había tenido que ser internado en un hospital psiquiátrico. Dejando atrás la firma francesa, envuelto en rumores.







 


 

PRE-FALL 2016 (WOMENSWEAR)
 & FALL 2016 (MENSWEAR)



Casi nada se conoce del destino de Christophe Decarnin después de su polémica partida. Hay un hecho que no se puede pasar por alto: revivió una marca que había permanecido en las sombras y le supo inyectar Rock & Roll. Las mujeres que desfilaban para la marca o las que vestían Balmain adquirieron un estatus de «súper -mujer», la popularidad tenía un precio: escandaloso y excesivo y pocos lo podían pagar. La «Balmanía» fue el comienzo de un vertiginoso asenso y empoderamiento de un hombre aparentemente relajado y de ojos grandes.









 

            
FALL 2016 RTW
(MENSWEAR & WOMENSWEAR)


Creó piezas icónicas. Vino, conquistó y fue copiado por muchos. El Rock tuvo un nuevo gurú (aparte de Slimane).

Ni la marca, ni Christophe Decarnin han confirmado que el francés trabaje para Faith Connexion. Pues estos se consideran un colectivo de diseñadores, «stylists», fotógrafos, pintores y «print-makers» y no tiene entre sus filas a una figura estrella del diseño.

Christophe Decarnin no ha perdido su individualidad, si es que ha sumado fuerzas a esta compañía. la ha definido una vez más. Porque su lenguaje a la hora de crear, salta a través de estas divertidas y propositivas piezas.